Se trata de una propuesta educativa medioambiental con diferentes contenidos, recursos materiales y herramientas didácticas dirigidas a alumnos de Infantil y Primaria

El consejero responsable del área, Antonio Morales, destaca que “la educación ambiental es un instrumento fundamental que nos permite lograr los objetivos de conservación y protección de nuestro entorno”

El Departamento de Educación Ambiental del Aula de la Naturaleza de Máguez, tutelado por el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, del Cabildo de Lanzarote, Antonio Morales, ha puesto a disposición de los centros educativos de Infantil y Primer Ciclo de Primaria los recursos educativos medioambientales para el desarrollo de los senderos educativos elaborados por el propio departamento, “El Erizo Helechín” y “La Piedra Mágica”.

La iniciativa partió de los propios centros educativos de la isla que solicitaban un asesoramiento medioambiental de cara a profundizar en el conocimiento y puesta en valor de los elementos del entorno natural y sociocultural de la isla de Lanzarote.

Así, los docentes dispondrán de los recursos y materiales complementarios para trabajar con el alumnado y que podrán ser utilizados en los procesos de aprendizaje, relacionados con los diferentes elementos (paisajísticos, naturales y/o histórico-tradicionales) del entorno de Lanzarote. Se trata de una serie de actividades orientadas a la presentación, planificación y organización de los senderos educativos, incluídas en una carpeta didáctica, así como una caja o mochila con los diversos personajes que acompañan a “La Piedra Mágica” y al “Erizo Helechín”, y que ayudarán a los niños y niñas a conocer y a cuidar nuestra isla.

La intención primordial es que estos recursos constituyan un elemento motivador y atractivo para el alumnado, de cara a la realización del sendero, por un lado, y de introducción a los diversos contenidos relacionados con el conocimiento del medio natural y sociocultural del entorno que descubrirán los alumnos a lo largo del recorrido.

El consejero responsable del Aula de la Naturaleza de Máguez, Antonio Morales destacó que “desde el departamento estamos convencidos de que la educación ambiental es un instrumento que nos permite el logro de los objetivos de conservación y protección de nuestro entorno y que garantiza su adecuada visibilidad y transferencia curricular, constituyendo un soporte indispensable para la enseñanza integral”.

Morales también quiso agradecer “la ayuda de todos los docentes que cada año nos aportan sus conocimientos y buenas intenciones, para que un pedacito de nuestra isla llegue a los niños y niñas”.

En definitiva, se trata de experimentar, incorporar y facilitar metodologías proactivas de aprendizaje mediante el diseño de actividades que permitan el aprovechamiento didáctico de los senderos educativos. Gracias a esta metodología, los alumnos podrán conocer e identificar los aspectos naturales, paisajísticos o histórico-culturales más significativos de la isla de Lanzarote, e incrementar su sensibilización con respecto al uso equilibrado de los recursos naturales y del aprovechamiento sostenible de nuestro entorno natural.